viernes, 17 de junio de 2011

RETROACTIVIDAD TIENES DERECHO A RECLAMAR

Al margen de los excesivos retrasos que se están produciendo por parte de la Administración a la hora de resolver los expedientes de calificación del grado de dependencia, así como poner a disposición de los beneficiarios los servicios o recursos económicos apropiados, en la Comunidad Valenciana la retroactividad del derecho del dependiente está provocando no pocos problemas.

De forma sistemática la Consellería de Bienestar Social deniega el reconocimiento del derecho al cobro de la ayuda económica con efecto retroactivo desde la presentación de la solicitud de dependiente, en el momento de notificar al interesado la Resolución del Programa Individual de Atención (PIA), una práctica que a pesar de haber sido sancionada por los Tribunales sigue produciéndose bajo peregrinos argumentos como que “la persona designada como cuidador no profesional no ha acreditado en el expediente que haya prestado los cuidados a la persona dependiente desde el día de presentación de la solicitud”, y que además, “tampoco consta que se haya inscrito en el Régimen de la Seguridad Social correspondiente, ni siquiera que lo haya solicitado”.

Como ya hemos señalado, la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ha rechazado y desestimado los argumentos expuestos por la Administración, dando la razón a las personas dependientes o sus familiares en sus reclamaciones. Así, la Disposición transitoria tercera del Real Decreto-ley 8/2010, de 20 de mayo, por el que se adoptan medidas extraordinarias para la reducción del déficit público, determina que a las personas que hayan solicitado el reconocimiento de la situación de dependencia con anterioridad a la entrada en vigor de este Real Decreto-ley, y se les reconozca un Grado III o un Grado II, les será de aplicación la Disposición Final Primera de la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia, en la redacción vigente en el momento de presentación de la solicitud.

En ese sentido, la citada Disposición Final Primera de la Ley 39/2006 reconoce el efecto retroactivo de la ayuda desde el momento en que se presentó la solicitud, por cuanto debemos recordar, como ya ha señalado la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, que la prestación está indefectiblemente unida a la atención del dependiente.


Con el nuevo Decreto 18/2011 se abre un escenario respecto de la retroactividad:
  1. Este Decreto sólo se aplicará a los expedientes de nueva tramitación desde la fecha de 2 de marzo de 2011 en que fue publicado en el Diario Oficial de la Comunidad Valenciana (DOCV). En el caso de expedientes iniciados con anterioridad, sólo les será de aplicación cuando el presente Decreto resulte más beneficioso para el interesado y según en la fase del procedimiento en la que se encuentre.
  2. Al establecerse un plazo máximo (6 meses) para resolver los nuevos expedientes administrativos, el derecho a solicitar el efecto retroactivo de la prestación económica sólo se generará desde el día siguiente a esos 6 meses, pero además con el problema añadido de que pasados ese tiempo marcado por el Decreto 18/2011 se entiende que el expediente es denegado por silencio administrativo negativo. En definitiva, supone una fórmula ideada por la Administración para eludir lo resuelto por los Tribunales y evitar el pago con efecto retroactivo de los nuevos expedientes.

1 comentario: